viernes, 12 de abril de 2013

El acné suele comenzar con los puntos negros

¿Quién no ha visto alguna vez un poco estético punto negro en la cara de otra persona (o, incluso, en la nuestra propia? he aquí a un elemento muy relacionado con el acné, la primera advertencia de que algo puede no estar funcionando bien en nuestra piel.


Los puntos negros, a pesar de lo que muchos piensan, no son suciedad, sino el resultado de la unión dermatológica de aceite y células muertas atrapadas en un poro que obstruyen el conducto y se mezclan con las bacterias. Se vuelve negro cuando se expone al aire. 



Cuando los puntos negros se inflaman suelen aparecer unos granitos rojos en la piel que se propagan cuando se tocan con las manos sucias. Cuando el grano se infecta, se desarrolla un punto blanco o pústula. Estos pueden romperse y causar cicatrices, de ahí las características pieles de naranja que presentan algunas personas adultas.

¿Cómo desterrar definitivamente los puntos negros? Pues de forma suave, sin estridencias. Las personas tienden a frotarse la cara demasiado fuerte, lo que provoca inflamación. En lugar de lavar los granos, algunos expertos sugieren probar antes con un exfoliante no muy abrasivo que contenga alfa-hidroxiácidos.

¿Y qué limpia los poros de forma definitiva? Sin duda el tratamiento 3 pasos de Proactiv® que borra las espinillas de la piel de forma suave y eficaz porque funciona de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.