lunes, 19 de agosto de 2013

Cómo evitar que el cloro de la piscina afecte a nuestra piel y pelo


Un aliado perfecto para combatir el calor cada verano es la piscina y por ello pasamos gran parte de nuestro tiempo libre refrescándonos en ella. De lo que no somos conscientes es que, además de servir para capear el calor, el cloro del agua tiene efectos negativos sobre nuestra piel y cabello.

Para poder disfrutar tranquilamente del placer del baño sin dañar esas partes, os vamos a dar una serie de consejos:

  • Date una ducha después de una tarde de piscina con un gel hidratante y quita todo el cloro de tu cuerpo.
  • Tras quitarte todo el cloro del cuerpo hidrata tu piel con una crema específica y adecuada para ti. Lo ideal es que tengan componentes antioxidantes, aloe vera, ácido hialurónico y vitaminas A, E, C y D.
  • Para limpiar bien el rostro del cloro y crema de sol usa un gel limpiador y así eliminarás los excesos de grasa.
  • Una vez por semana aplica un exfoliante suave en tu cara para así retirar las células muertas y las impurezas.
  • En cuanto al pelo es importante que uses productos con keratina o jojoba que lo proteja del sol y el cloro y que lo mantenga hidratado para que no pierda su brillo. Por la noche puedes usar un tratamiento intensivo con aceites reparadores. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.