domingo, 12 de mayo de 2013

El colágeno, la base de una piel sana


El colágeno es la sustancia proteínica que es responsable de la firmeza de la piel. Cuando el colágeno comienza a agotarse, la piel ya no es capaz de sostenerse de la misma manera que ha hecho hasta ese momento y empieza a "doblarse" sobre sí misma. Este proceso de envejecimiento puede causar la aparición de líneas finas agrupadas en determinadas partes de la dermis, arrugas, un rostro rugoso y surcos profundos. No hay ningún área del cuerpo que sea inmune a la descomposición del colágeno, pero no todas las partes se deterioran igual: allí donde los signos son más evidentes es donde antes se está desarrollando con mayor grado el desgaste.

A pesar de que el cuidado diario y los tratamientos de hidratación como Proactiv® ayudan a mantener la piel en las mejores condiciones posibles, para reducir el proceso de agotamiento y luchar contra los factores que contribuyen a la degradación del colágeno, se pueden seguir una serie de consejos. 


El envejecimiento natural es normalmente la causa más común de la disminución de colágeno en el cuerpo. Por ello, una dieta saludable que sea rica en ácidos grasos esenciales y antioxidantes puede ayudar a mantener la piel más firme. También se puede disminuir la velocidad y la gravedad de la ruptura de la dermis a través de estilos de vida saludables en general, con ejercicio diario moderado, mucha ingesta de agua, reducción de cafeína y tabaco y con un mayor consumo de frutas y verduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.